Sunday, November 01, 2009

Más Cosas Nuevas!

Hola Hola!
Comienzo así:

Angel Cardoza (mi futuro esposo), lleva cuatro meses escribiendo para la sección juvenil de un periódico cristiano dominicano llamado "Evidencias". La versión online es: http://evidenciasdigital.com/
La verdad es que está bien, aunque me gustaba más la página Web que tenían anteriormente. El punto es que puedes verlo aquí.
La sección es de jóvenes (vamos a decir 'supuestamente'), y el ha querido utilizar este espacio en un par de ocasiones para llamar la atención al PUEBLO de DIOS. Angel y yo, compartimos casi la misma pasión por estos temas, pero en específico, este artículo es un poco fuerte, sin embargo nos anima a despertar y hacer algo al respecto. Si puedes chekealo.

Ahora, un poco de mí. En estos días, estoy en un proceso de concluir mi tiempo de exilio voluntario. Estoy en el proceso de concluir bien y llegar a mi país con muchas cosas nuevas y sobretodo nuevas fuerzas! Me mantendré dando updates de algunas cosas, y creo que a mediados de diciembre sacaré el tiempo para hacer un resumen de este año y tres meses de ausencia.

Tengo MONTON de cosas por compartir y espero poder hacerlo.

Mientras tanto, necesito que respondan la pregunta del post anterior. GRACIAS MILES! :)

Wednesday, October 07, 2009

Pufff

Todo parece indicar que he vuelto a mi blog, o quiero volver.
Dejé de escribir por varias razones, una de ellas y no la más importante, es que no encontraba tiempo para dedicarme a escribir. La razón más importante me la reservo por ahora.
La verdad es que estoy igual, con poco tiempo pero quiero apartar unos minutos para lo siguiente.

He estado pensando en el cristiano y el mundo. Y necesito la opinion de algunos cristianos con respecto a este tema. ¿Me podrías ayudar?

Cuando hablamos sobre "las cosas del mundo", o que algo "es mundano", o que "no somos del mundo" o "no parecernos al mundo"... ¿Qué crees que significa la palabra mundo en cada una de estas frases?
¿Qué es para tí "el mundo"?

Sunday, November 02, 2008

Buenas, Nuevas, Cosas

Podría pasarme horas pensando en las palabras más bonitas del mundo, como quien buscaba cada domingo palabras por las calles de una ciudad gigante, para evadir su realidad, para sobrellevar la soledad. Podría escribir lo que me pasa por la mente, pero ya es tarde, esos pensamientos ya se han ido lejos y últimamente no los he detenido, ni me he detenido.
Con la dificultad indiscutible que implica "comenzar", al parecer la vida está llena de comienzos, uno tras otro, hasta que te topas con la muerte y ya todo es fácil. Pero la dificultad tiene su papel y la dejaré jugarlo.

Tuesday, June 03, 2008

Me falta un día menos para tener 24

Hoy me falta un día menos para tener 24. ¿Quién soy? ¿Qué le puedo ofrecer a los demás?
______________________

Contemplé el paisaje terroso, donde se ahogan las aspiraciones de esos jóvenes. ‘Quiero irme a la capital’, me dijo el moreno de lentes de sol estilo aviador. No pasaron 3 segundos y lo escuché decir con un acento fuerte -‘You are beautiful. -¿Ah, pero sabes hablar inglés?- Le pregunté. Yo ‘toy aprendiendo, porque tu ve’ yo ya soy bachiller pero me quiero i’ pa’ la capital a trabaja’ en un hotel. -Tiene aspiraciones de trabajar poniéndole bronceador a las europeas, pensé sin más ni menos.

En esa mañana el sol despertó a esos jóvenes, se veían escépticos hacia las actividades infantiles improvisadas que incluían canciones como “Grande es el amor de Dios” y “Yo tengo un amigo que me ama”. Los reuní para hablarles de la misericordia y el amor de Dios, sin saber que hallaría en ellos la esencia de la vida. Sin vacilar me acerqué, eran intimidantes. Mientras hablábamos hubo en mí un sentimiento inusual, más que tristeza es una melancolía invasora, cuando me pasa esto experimento un extraño vacío que me impide percibir la realidad hasta sentirme excluida de la tierra y de mi misma.
 
-¿Y tu?- le pregunté a uno más joven, -¿Sabes que Dios te ama? –Oh pero claro! Mira, cuando el río creció nos dio tiempo movernos a otro lugar donde el río no llegaba y aunque nuestras casas se inundaron, nadie murió.–Sí, Dios es bueno y los ama, le dije. -'Él tiene control no sólo de las cosas grandes como esa tormenta sino también de las pequeñas, Dios conoce la necesidad de cada uno de ustedes'.

-¿Qué es lo que más les gusta hacer a ustedes? ¿Qué hacen en la comunidad?- En primer lugar lo que quería saber específicamente era si consumían alcohol y drogas; no lo pensé dos veces -¿Por aquí hay mucha droga? Me imagino que lo único que hacen por aquí es jugar dominó y beber cerveza-. Para mi sorpresa les gustaba el deporte, corrían las bases improvisadas del terreno rojizo, maniobrando con cualquier elemento que se asemejara a un utensilio deportivo sofisticado. –Aquí no tenemos nada, nosotros necesitamos guantes, bates y pelotas para jugar en el solar. Me comentó un gordito bellísimo. -¿Quieren orar para que Dios les envíe lo que necesitan? Lancé la pregunta, descartando una respuesta afirmativa. ¿Saben que a Dios le podemos pedir cualquier cosa que necesitemos? Mira, si los libró de esta inundación, ¿no creen que El les concedería esta petición? Oramos con fe, unos cerraron sus ojos y tenían caras expectantes, otros se reían indiferentes de nuestra oración sincera. Le dimos gracias a Dios por su protección y le confiamos cada una de sus necesidades.

______________________________

Cuando mi mamá ve la pobreza, se pone a llorar y siempre dice que no entiende como Dios permite tanta injusticia. Cuando yo veo la pobreza, pienso ¿Qué puedo hacer para acabar con ella? La verdad es que no hay mucho que pueda hacer, hay lugares tan abstractos para mi como África, donde viven en pobreza extrema muchas personas, donde hay millones de niños cabezones y mujeres flacas desnudas. Sin embargo, algo menos abstracto es nuestra ciudad, las calles de Santo Domingo están llenas de gente durmiendo en la calle alimentándose de las migajas de los transeúntes. ¿Qué puedo hacer para acabar con eso? He aprendido varias cosas que puedo hacer, pero Dios en primer lugar nos manda simplemente a proveerles de lo que necesiten. Claro, como hijos de Dios debemos orar por ellos, por su salvación y por su sustento y predicarles las buenas nuevas. 

No puedo evitar sentir aquella melancolía extrema inundante cuando veo niños hambrientos, gente pasando trabajos, limpiando vidrios de carros o zapatos, recogiendo botellas y vendiendo mapas, plantas, perros y aves en los semáforos. No puedo evitar llorar, porque me siento mal ya que tengo mis necesidades cubiertas, tengo un carro, tengo un trabajo sentada frente a un computador carísimo bajo la comodidad de un aire acondicionado, disparates que me dan cierta seguridad. Dios me ha enseñado algo que va más allá de sentir tristeza, o de dar dinero a los pobres para calmar mi conciencia u orar por las personas en mayor necesidad que yo... Y es el no creerme superior a ellos.

¿Por qué le tenemos pena a los pobres cuando los comparamos con nosotros? Los vemos como infelices, de hecho nos referimos a ellos así “ese infeliz”. La felicidad no se resume en tener, al parecer es más fácil aseverar esto cuando hablamos de los poderosos del mundo y nos consuela el hecho de que tenemos a Jesús. Pero cuando oramos por los más necesitados, ¿qué nos pasa por la mente, su necesidad física o su necesidad de un Salvador? Cuando nos acercamos a ellos o ellos a nosotros, ¿entendemos que Dios les tiene el mismo amor a ellos y a nosotros y que ellos necesitan de Cristo más que tener sus necesidades cubiertas?

En el batey le dimos gracias a Dios porque la crecida del río no le quitó la vida a nadie de la comunidad, le dimos gracias a Dios por la vida y por el sol ardiente que nos molestaba en los ojos, porque era señal de que la tormenta había pasado. ¿Qué le pedimos a Dios? No le pedimos computadoras, Internet, ipods, carros, inversores, aire acondicionado, casas de bloques, ni siquiera dinero. Ellos sólo querían jugar pelota y ni aún eso les quitaba una sincera sonrisa de sus esperanzados rostros. Eso me hizo aprender que soy insaciable y demandante, que nunca seré verdaderamente feliz si creo que la felicidad radica en ser, conocer y poseer, nunca agradaré a Dios con mis limosnas si creo que soy mejor que los que tienen menos.

Le dije a Dios, 
"Señor que mis días en esta tierra, que son pocos, pueda usarlos para ti, quiero vivir para los demás, no me quiero distraer en la vanidad, en la moda, en las cosas que sólo llenan los ojos pero carecen de profundidad".

Hoy me falta un día menos para tener 24. ¿Quién soy? ¿Qué le puedo ofrecer a los demás?

Sunday, January 13, 2008

Encontré una oración...

Probablemente escribí esta oración en el 2001 o algo así...
La encontré por casualidad entre mis Cds.
No ha cambiado en nada el concepto de la GRacia y el PERdón de DIOs.

Mi Dios, mi Señor.
A pesar de mis tropiezos y mis dudas,
has dicho que me amas, me lo recuerdas cada día.
Y a veces sin sentir tu calor y tu fuego,
ando por ahí, pensando en otros cuentos.
Pero al llegar a ti, y al llevarte todo mi ser,
me aceptas a tu lado y a ti es que hoy alabo.
Porque me sacaste del error, del terror del mundo ciego,
que transeunte por sus sendas tan oscuras,
No saben si hay luz o si hay oscuridad;
sólo saben que hay que deben de seguir y a veces no.

Sólo Tu eres el camino, Dios amado, mi Jesús,
eres la única razón por la que vivo, no sé donde estaría,
si hoy no te TUVIERA.

En acción de gracias, hoy me acerco a ti,
por haberme recibido, por haber roto mis cadenas,
por haber dejado mi pecado en el olvido,
A TI te digo:

Eres la única razón por la que vivo,
A pesar de mis errores y mis dudas todo queda en el olvido.

Sólo alabo!